(+34) 951 082 513 info@pisanohtc.com
implante-capilar-fue-pisano-htc-300

Implante capilar FUE, el trasplante capilar más demandado paso a paso

Bienvenidos un día más al blog del Dr. Pisano, cirujano capilar de la clínica Pisano HTC. Hoy vamos a hablar detenidamente de un tema que a muchos de nuestros lectores les interesará: el implante capilar FUE.

El implante capilar FUE: ¿en qué consiste?

implante-capilar-fue-pisano-htc-5El implante capilar FUE es sin duda uno de las trasplantes capilares más conocidos de todos y por ello más demandado por quienes sufren alopecia. Cuando se piensa en microinjertos capilares, ésta suele ser la técnica que acude en primer lugar a la mente de las personas.

FUE, según sus siglas en inglés para el nombre Follicular Unit Extraction, es como se conoce al trasplante realizado mediante la extracción de las unidades foliculares para su posterior injerto en una zona calva. Los folículos capilares se extraen de la zona donante del propio paciente, que suele ser una en la que existe una mayor densidad capilar. Los folículos son seleccionados por el especialista capilar basándose en unos factores concretos de grosor, resistencia y longitud, asegurándose de que no estén afectados por la acción hormonal de la dihidrotestosterona, causante de la caída prematura del cabello en la mayoría de las ocasiones.

¿Cómo se realiza el implante capilar FUE?

Esta cirugía capilar contra la calvicie debe ser llevada a cabo siempre por un especialista capilar, dado que no deja de tratarse de una cirugía que requiere de una mano experta y de unas instalaciones adecuadas con quirófano o mobiliario – asientos – especial.

Primer paso: el análisis previo de la situación del paciente

El primer paso para realizarse un tipo de de trasplante o injerto como este es acudir al especialista en una o dos sesiones previas en las cuales se dispondrá a analizar tanto la zona que se quiere poblar como la zona donante. El cirujano debe identificar correctamente las causas de la alopecia y las posibilidades de éxito del trasplante (que suelen ser elevadas) antes de tomar cualquier decisión. Una vez aceptadas estas premisas y visto que el trasplante sería viable y exitoso, llega el momento de decidir cómo se va a proceder.

Para el ojo experto es relativamente sencillo identificar las carencias y las bondades de una técnica como el implante capilar FUE según cada caso particular. Hay saber estimar qué número de folículos capilares serán necesarios para que la intervención sea lo más eficiente posible, así como localizar la mejor zona de la que extraerlos y dónde y cómo colocarlos una vez preparados para el injerto. El ángulo y la profundidad del injerto son de vital importancia para lograr un efecto natural.

En este paso el cirujano realiza un diseño preliminar, según las indicaciones del paciente, de la colocación final del pelo nuevo. Es un paso importante, ya que todo debe quedar claro para asegurar que el paciente quede contento con el nuevo aspecto que tendrá.

Segundo paso: rapar la zona donante

Tras efectuar las pruebas pertinentes al paciente (análisis de sangre, alergias, intolerancias, etc.) y llegado el momento de la intervención, se procede a rapar el cuero cabelludo en la zona donante. ¿Por qué es necesario rapar el cabello? Básicamente porque es más sencillo de esta forma extraer el bulbo capilar con facilidad y minimizando el riesgo de sección. Cuanto más corto sea, más posibilidades de abarcarlo por los instrumentos de extracción.

implante-capilar-fue-pisano-htc-8Fuente de la imagen

Se necesita, recordemos, que el folículo capilar sea extraído entero y en perfecto estado para que sea útil para un posterior injerto. El sistema capilar minúsculo que forma cada folículo (con el vaso capilar, la glándula sebácea, la papila dérmica, el músculo erector..) debe mantenerse íntegro para que el cabello posteriormente logre crecer y sobrevivir.

Tercer paso: la anestesia

Como todo proceso quirúrgico, el implante capilar FUE necesita de un anestésico local potente para que tanto la extracción como el injerto del cabello sean indoloros para el paciente. Una simple inyección sedante en las zonas a tratar es suficiente. El paciente está consciente en todo momento y puede estar atento al transcurso de la operación, recibir indicaciones del cirujano y hacer las preguntas que considere oportunas.

implante-capilar-fue-pisano-htc-4

Cuarto paso: Fase uno de la operación – la extracción

implante-capilar-fue-injertosUna vez el paciente esté listo y la zona donante preparada, la cirugía puede comenzar. Con la ayuda de un microbisturí, el especialista capilar empieza a extraer uno a uno los folículos pilosos que después se trasplantarán en la zona receptora. Cada folículo piloso puede contar con entre uno y cuatro cabellos, por lo que suelen ser escogidos los que tengan más cabellos para que la densidad sea mayor. La microaguja punza la piel alrededor del folículo tan sólo uno o dos milímetros de la superficie y, después, con unas pinzas muy finas, se extrae el bulbo con los cabellos dentro.

Cada folículo se extrae individualmente con la ayuda de una potente lupa de aumento y se va depositando en unas pequeñas bandejas de cristal en las que se preservarán en una solución que las mantiene en perfectas condiciones de humedad, hidratación y temperatura durante un corto período de tiempo hasta que la extracción completa haya finalizado. En el momento de la extracción y después se hace un recuento de los folículos para asegurar que se obtiene un número necesario y suficiente.

Para todo este proceso se utilizan herramientas microquirúrgicas con diámetros muy reducidos, hasta de un milímetro como máximo. Según cada especialista, la extracción se puede realizar de diferentes formas. Lo más habitual es proceder manualmente con un punzón o punch, para lo cual se requiere una precisión y pulso extraordinarios. También se puede proceder con una pistola de calibre fino o con la ayuda y asistencia de un robot como el que explicamos en unos de los posts anteriores: el sistema robotizado ARTAS.

Quinto paso: la selección de las unidades foliculares extraídas

Finalizada la extracción, el paciente puede descansar y comer algo mientras se repone de la anestesia. En este paso el cuero cabelludo de la zona donante es curado por las enfermeras asistentes a la operación para evitar que se produzca una infección.

En este tiempo también el cirujano se dispone a analizar los folículos extraídos. El estudio de los injertos busca comprobar cuáles son viables y cuales, por cualquier motivo, no lo son. Además, se separan por grosor, cantidad de cabellos por folículo, tamaño del bulbo, etc., para que su recolocación sea equilibrada en toda la zona receptora y el resultado final sea lo más natural posible.

implante-capilar-fue-pisano-htc-1

Sexto paso: Fase dos de la operación – la implantación del cabello

Este paso es el más delicado y decisivo de la intervención. Es el momento en el que se los cabellos se implantarán en el cuero cabelludo una vez tratados y seleccionados por el cirujano. Para ello, cada folículo se sujeta desde arriba por unos instrumentos de microcirugía conocidos como implanters o implantadores, que tienen una forma similar a la de un bolígrafo con la punta muy fina. El implantador penetra en la piel haciendo una incisión mínima en la zona desprovista de pelo y suelta el bulbo a un milímetro bajo la superficie, en la capa intradérmica.

implante-capilar-fue-pisano-htc-2

Este proceso puede durar más o menos lo mismo que el de la extracción, ya que es igualmente delicado y el número de injertos a implantar es forzosamente igual al de extracciones. En esta fase de la implantación se vuelve aplicar, por supuesto, una dosis de anestesia local que hará que el proceso sea indoloro para el paciente.

Séptimo paso: el post-operatorio

Como en cualquier operación que requiera un mínimo de invasión – teniendo en cuenta que ésta es una de las técnicas capilares menos invasivas – es necesario un tiempo y unos cuidados post-operatorios específicos. Los días inmediatamente posteriores son de vital importancia para garantizar la supervivencia de los folículos y el futuro del cabello trasplantado. El cirujano y el equipo médico le darán al paciente instrucciones precisas sobre el trato y cuidado de ambas zonas, la donante y la receptora, y posiblemente se establezcan también citas de revisión en un plazo corto de tiempo para supervisar el buen estado de las mismas.

Ventajas y resultados del implante capilar FUE

Según las estimaciones del cirujano en cuanto a densidad y duración de la intervención se extrae un número de folículos que reúnan entre 900 y 1200 cabellos. Es una técnica progresiva por dos motivos: porque requiere de varias sesiones para concluirse, el número depende de las previsiones del especialista capilar, y porque los efectos son visibles después de varios meses, cuando el cabello ha tenido tiempo de crecer de nuevo.

Casi en el cien por cien de los casos, la zona donante comprende las partes occipital y parietal de la cabeza, es decir, la parte posterior y lateral. Es aquí donde el pelo crece con más fuerza y presenta una mayor resistencia a la caída. Mientras, la zona receptora suele ser la coronilla y la parte superior de la cabeza junto con la frente.

implante-capilar-fue-pisano-htc-7

Como hemos dicho, es una cirugía mínimamente invasiva, indolora gracias a la anestesia y no deja cicatriz, ya que no se requiere el uso de bisturís ni costuras puesto que las incisiones son milimétricas. El postoperatorio es corto y el paciente puede hacer una vida normal después de dos días.

Para concluir, añadiremos que los resultados son permanentes, tema que suele inquietar a los pacientes. Los injertos implantados tienen una vida larga y son resistentes al efecto hormonal que provoca la alopecia gracias a que han sido especialmente seleccionados para cumplir ese requisito.

Esperamos que este post haya resuelto las dudas de nuestros lectores y les recordamos que si precisan de más información pueden consultar con nuestros especialistas directamente o concertar una cita a través de nuestra página web Pisano HTC.

Author Info

Néstor Pisano

Sin Comentarios

Escribir un Comentario

pisano