(+34) 951 082 513 info@pisanohtc.com
tipos-de-danos-en-el-cabello-destacada-300

Tipos de daños en el cabello: conoce los más habituales

El pelo es el reflejo de la personalidad y del estilo de una persona pero también es el reflejo del cuidado que la persona centra en su pelo; de sus hábitos buenos y malos. En el post de este mes vamos a tratar un tema que debe interesar a todas aquellas personas que sienten  alguna preocupación por cómo sus actos y su entorno pueden llegar a dañar su cabello a cualquier nivel, es decir, que quieran conocer cuáles son los tipos de daños en el cabello para poder prevenirlos en la medida de los posible.

Ya hemos hablado anteriormente del impacto que tiene la condición genética de cada persona, sea hombre o mujer, en el aspecto y salud del cabello. De cómo los genes afectan al pelo de las personas y pueden provocar en ellas el debilitamiento y la caída del mismo, y de cómo la única solución posible al final es el tratamiento capilar directo.

Esta vez vamos a hablar los tipos de daños en el cabello que pueden afectar y de hecho afectan a la mayoría de las personas. Quizás noten que se cabello está débil, quebradizo, áspero y que la caída es mayor conforme pasan los años. Pues además del daño que la genética puede hacer al pelo, existen otros 10 tipos de daños en el cabello que nuestros lectores deben conocer.

Tipos de daños en el cabello

Daño ambiental

El primero de los tipos de daño en el cabello es quizás uno de los pocos que no podemos evitar efectivamente en todos los casos. Con daño ambiental nos referimos al daño que recibe nuestro cabello debido a factores externos como la contaminación del aire. En un tiempo actual en el que el mundo lucha día a día (con poco éxito pero avanzando) por mantener una capa de ozono limpia y libre de impurezas, llevamos mucho retraso en cuanto a la prevención de nuestro cabello de esas partículas contaminantes que se adhieren a nuestra piel y nuestro pelo. Y no sólo se adhieren sino que al respirarse las transmitimos a nuestro cabello a través del flujo sanguíneo.

tipos-de-danos-en-el-cabello-desgaste-cuticulas

Fuente de la imagen: 1 | 2 | 3

En la estación de verano es cuando más cuidado debemos tener en cuidar nuestro cabello ya que el calor ayuda a que la contaminación permanezca en el aire durante más tiempo e incluso se degrade. Para evitar que este daño ambiental nos perjudique deberemos poner empeño en librar al cabello de las impurezas con un lavado más efectivo. Sin embargo, ya que no es tampoco beneficioso un lavado excesivo del cabello, recomendamos utilizar a menudo champús sin parabenos que se puede adquirir en herboristerías o farmacias o bien utilizar de vez en cuando una solución de bicarbonato y vinagre de manzana para una lavado sin champú.

Daño térmico

El daño térmico es uno de los tipos de daños en el cabello más habituales de todos y que, a pesar de que se puede evitar y prevenir, poca gente pone verdadero empeño en ello. El daño térmico es aquel que proviene de las altas temperaturas a las que nuestro cabello es sometido. Puede que parezca obvio mencionar el uso de los eléctricos como el secador o las planchas, tenacillas, etc., pero no deja de ser importante mencionarlo. También debemos tener en cuenta el inmenso daño que el sol provoca en el pelo, sobre todo en verano, y que puede debilitar y quebrar la estructura capilar hasta un punto difícil de recuperar por medios naturales. No dejes de seguir los consejos para proteger el pelo del sol y del calor en verano.

tipos-de-danos-en-el-cabello-termicoFuente de la imagen

Daño por desgaste

¿Que es el daño capilar por desgaste? El cabello se desgasta cuando le somete a una fricción constante debido a que se peina demasiado, se mesa, se toca o se recoge. Ocurre en personas que no paran de tocarse la pelo, por nerviosismo o por manía, pero también en aquellas que menudo buscan darse volumen en el pelo con un peinado muy cardado que resulta agresivo para el cabello. Cuando este ocurre, el pelo comienza a notar daños en su estructura y las cutículas de cada hebra se abren. Una vez que esto ocurre el calor, la suciedad y partículas dañinas pueden llegar hasta el interior del cabello y perjudicarlo irremediablemente.

tipos-de-danos-en-el-cabello-tricotilomaniaFuente de la imagen

Otra variante al desgaste por fricción es la tricotilomanía de la que también hablamos en un post anterior sobre los tipos de alopecia. La tricotilomanía es una enfermedad nerviosa que genera en la persona el hábito compulsivo e irracional de arrancarse el pelo. Este tipo de daño requiere de ayuda psicológica, ya que responde a  un carácter emocional.

Daño por exceso

Como siempre, los excesos nunca son buenos para nada ni para nadie. El exceso en general, incluso aunque sea en un cuidado para el cabello, puede a la larga perjudicarnos. Por mucho que esté bien comprar los mejores productos de las mejores marcas no es necesario abusar de ellos para tratar de potenciar su efecto. La justa medida de cualquier producto capilar es siempre la mejor opción, tanto para nuestro pelo como para nuestro cuero cabelludo. Es importante también dejar respirar el cabello de tanto en tanto, procurando no aplicar un producto tras otro y, si es posible, realizar masajes en el cuero cabelludo con alguna mascarilla natural casera.

Igualmente, el uso excesivo de máquinas de calor como el secador o las planchas del pelo no son en ninguna medida beneficiosas para el cabello.

Daño por enfermedad

Muchas enfermedades, empezando por el estrés, pueden generar un daño capilar que acabe provocando una caída excesiva del cabello. El daño por enfermedad es uno de los tipos de daños en el cabello más evidentes pero que a la vez pueden ser muy fácilmente tratables con medicación.

Algunas de las más comunes son el liquen plano capilar, la psoriasis o  la alopecia frontal fibrosante. También el lupus o el hipertiroidismo son enfermedades de tratamiento necesario que tienen un efecto devastador en la salud capilar provocando que el cabello se debilite y se vuelva más fino y quebradizo. La tricotilomanía bien podría catalogarse como uno de los tipos de daños para el cabello por enfermedad igual que por fricción o desgaste.

Daño por estrés

Como hemos dicho, uno de los tipos de daños en el cabello es el que causa el estrés, ya sea físico o emocional. Este tipo de daño es llamado comúnmente efluvio telógeno y consiste en el debilitamiento o la caída abundante del cabello al más mínimo roce, ya sea al lavarlo en la ducha, cuando se cepilla o simplemente al acariciarlo. Suele aparecer un tiempo después de haber vivido un suceso que ha generado un estrés en la persona y luego, si no se vuelve crónico (cosa que rara vez pasa), vuelve a recuperarse el ritmo normal de caída del cabello.

tipos-de-danos-en-el-cabello-desgaste-estresFuente de la imagen

Daño por una mala alimentación

Por supuesto, unido al daño por enfermedad, están los tipos de daños en el cabello que son causados por una falta de elementos beneficiosos para el organismo como el hierro, las proteínas, el zinc, la keratina, etc., y que generan anemia y otras faltas de minerales. En nuestro post anterior hablábamos de cómo fortalecer el pelo con una buena alimentación necesaria para evitar concretamente este tipo de daño.

Daño químico

Uno de los tipos de daños en el cabello más comunes es el que causan los procesos químicos de los productos y tratamientos para el pelo. Todo lo que contenga amoniaco, detergente o químicos destinados a modificar la estructura del cabello (como los moldeadores o alisados de keratina) o los que modifican su color (las decoloraciones y los tintes) acaban dañando el pelo irremediablemente. Por suerte, este es un tipo de daño que se puede recuperar compensando con tratamientos hidratantes y reparadores y no abusando de ellos.

Daño por medicación o tratamiento médico

Por todos es sabido que entre los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos de radiación y quimioterapia está uno de los más habituales: la caída del pelo. En ocasiones, según la agresividad del tratamiento, esta situación puede ser sólo temporal o convertirse en un estado permanente. Minimizar los efectos de estos tratamientos en el cuero cabelludo se puede conseguir con algunos consejos.

Durante la fase de radiación el cuero cabelludo se vuelve extremadamente sensible y los folículos pilosos se debilitan, por lo que es de vital importancia nutrir la piel y consumir los minerales y vitaminas necesarias para fortalecerlos desde el interior y evitar que se pierdan definitivamente.

Daño hormonal

El último de los tipos de daños en el cabello es el que provocan los cambios hormonales. Las alteraciones de las hormonas como la testosterona y la DHT, o tras el parto cuando el nivel de los estrógenos se reduce en las mujeres, causan el debilitamiento y la caída del pelo en gran cantidad. Este daño puede recuperarse hasta en un 90% del total de los casos simplemente cuando las hormonas vuelven a su curso natural.

La mejor forma de identificar y prevenir cualquiera de estos tipos de daños en el cabello es la consulta a un especialista que tratará siempre de minimizar el efecto negativo en el cuero cabelludo y en los folículos pilosos para que el pelo crezca sano y nutrido.

Author Info

Néstor Pisano

Sin Comentarios

Escribir un Comentario

pisano